Tag Archives: guillermo del toro

Romance, fantasmas y lo gótico en Crimson Peak (2015)

Una mujer pálida y de cabello largo rubio observa al espectador. Una lágrima se desliza por su cara demarcando una herida sangrienta en la mejilla. El color blanco de su bata—adornada con mangas tipo globo—se mezcla con la nieve que cae sobre ella. El suelo se tiñe de la blancura de la nieve y de un color borgoña, como el de la sangre seca. “Ghosts are real. That much I know,” dice la mujer en una voz sobrepuesta.

Ésta es la imagen que da inicio a Crimson Peak (2015), la obra directoral más reciente del mexicano Guillermo del Toro. La trama de Crimson Peak desarrolla la historia de Edith Cushing, una joven escritora discriminada por su sexo y con una visión anacrónica de la vida. Edith parece querer mantenerse alejada del romance hasta que conoce al aristócrata británico Sir Thomas Sharpe. Su relación con éste no es apoyada por su padre, Carter Cushing—un industrialista a quien Thomas había visitado para el financiamiento de su último invento: una excavadora de barro. Luego de enterarse del soborno de Carter a Thomas para que se alejase de ella y de la muerte repentina de su padre, Edith se muda a Gran Bretaña con Thomas (y su hermana Lucille) tras contraer nupcias. Lo menos que Edith esperaba es que iba a estar viviendo en la casa de la que fue advertida cuando niña por el fantasma de su madre.

Aunque promocionada erróneamente como una película de horror, Crimson Peak es una historia de romance con fantasmas y elementos de lo gótico. Utilizando una de las tantas descripciones autoreferenciales que Edith menciona, el filme no es una historia de fantasmas sino una historia que tiene fantasmas en la trama. El hecho de incluir el tema de la sobrenatural en el desarrollo narrativo no la define como una película de horror—aun cuando trastoca el horror de forma indudable—pero sí como una que revisita como oda o tributo al género del romance gótico. Lo gótico, en el sentido narrativo, “infiltrates the Victorian novel as a symptomatic moment in which boundaries between good and evil, health and perversity, crime and punishment, truth and deception, inside and outside dissolve and threaten the integrity of the narrative itself” (Halberstam, 1995/2000, p. 2). Si bien Judith Halberstam se refiere a la novela de ficción gótica, ésta describe igualmente la relación entre los personajes de Crimson Peak.

Por un lado se encuentra Edith, su padre Carter y demás personajes y lugares con lo que ella se relacionan en Nueva York; por el otro está Thomas, Lucille y Alerdalle Hall. La película establece la dicotomía entre los lugares a través de los colores mientras presenta referencias a la obra de Mario Bava: Nueva York está teñido de colores cálidos y Gran Bretaña de colores fríos y oscuros. Lo mismo sucede con los vestidos de siluetas victorianas que utilizan Edith y Lucille—etéreos versus estoicos.

Según Halberstam (1995/2000), “Gothic, in a way, refers to an ornamental excess (think of Gothic architecture—gargoyles and crazy loops and spirals), a rhetorical extravagance that produces, quite simply, too much” (p. 2). Este exceso ornamental se evidencia exponencialmente en Alerdalle Hall, en donde la decoración, la iluminación, el claroscuro y el detrimento de la estructura evocan la transparencia de los márgenes que definen lo hermoso de lo feo, la opulencia de lo plebe.

Crimson Peak también desarrolla el tema de la monstruosidad como espacio del crimen, siguiendo la tradición de la novela gótica de ficción por autores clásicos como Robert Louis Stevenson y Edgar Allan Poe. Más que la representación de los fantasmas, lo monstruoso en Crimson Peak se encuentra en Lucille y Thomas Sharpe y la relación manipuladora e incestuosa que estos llevan. La presencia de los fantasmas es el resultado de los actos violentos de los Sharpe; es decir, son la representación del daño. Éstos, al igual que la mansión—Alerdalle Hall—, presencian los sucesos y los mantienen con vida.

A house as old as this one becomes in time a living thing. It may have timber for bones and windows for eyes, and sitting here all alone, it can go slowly mad. It starts holding onto things, keeping them alive when they shouldn’t be. ~ Sir Thomas Sharpe

Crimson Peak es un filme que emplea a la perfección el uso de la estética para establecer el tono y la ambientación del texto cinematográfico. Aunque en momentos es predecible, el filme no mantiene a los personajes atados a estereotipos, permitiendo que tomen decisiones que se alejan de la visión clásica del gótico en las obras de ficción. Es decir, Crimson Peak no necesita del tropo del héroe ni de la protagonista inútil pues Edith no necesita a Thomas ni a Alan para salvarse a sí misma; ella sobrevive, viuda, al igual que Mary Shelley (otro comentario autoreferencial). En palabras de Guillermo del Toro:

This movie is my attempt to harken back to a classic, old-fashioned, grand Hollywood production in the Gothic romance genre. … This is a genre that was important at the end of the 18th century as a romantic reaction to the Age of Reason. It marries things that are seemingly dissimilar: the heightened melodrama layered with a lot of darkness and the Gothic atmosphere of a dark fairy tale that is both creepy and eerie. It combines these elements to produce a unique flavor. The movie tells you the story of who the characters are through their surroundings and the sets, which are also a reflection of their inner psychology.

Su intención es clara y el resultado es uno hermoso.

Referencias:
Halberstam, J. (1995/2000). Skin Shows: Gothic Horror and the Technology of Monsters (3ra ed.). Durham: Duke University Press.
Kriete, E. (2015 octubre 17). Beware of Crimson Peak! Recuperado de Dark Beauty Magazine: http://www.darkbeautymag.com/2015/10/beware-of-crimson-peak/
Mercer, E., & Piatti-Farnell, L. (2014). Gothic: New Directions in Media and Popular Culture. M/C Journal, 17(4). Recuperado de http://journal.media-culture.org.au/index.php/mcjournal/article/viewArticle/880
Advertisements

1 Comment

Filed under Audiovisual